Pide cita sin compromiso
902 02 34 51
Te llamamos nosotros

Glaucoma

Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad grave que se considera una de las principales causas de la ceguera en España. Más de un millón de personas la padece y cerca del 50% de las mismas desconoce que está afectado de glaucoma, ya que se trata de una enfermedad ocular que en la mayoría de los casos no presenta síntomas, es por eso que el Glaucoma es conocido como "la enfermedad silenciosa de los ojos"

Esta patología se produce por una lesión del nervio óptico provocada, en general , por un aumento de la tensión ocular como consecuencia de la deficiente evacuación del humor acuoso por parte de nuestros ojos. Esta lesión produce un daño irreparable al nervio óptico , lo que provoca una pérdida progresiva de la visión que, incluso, puede llevar a la ceguera total.

Sintomas

Si usted padece glaucoma, es posible que al principio no detecte los síntomas. Si nota síntomas, es posible que su visión ya haya sido afectada de manera importante.

Algunos síntomas comunes son:

  • Cambio frecuente de gafas para que ninguna resulta satisfactoria.
  • Dificultad para ver en lugares oscuros (por ejemplo: el cine ).
  • Pérdida de visión periférica.
  • Arco iris en forma de anillo alrededor de las luces.
  • Dificultades para enfocar la visión sobre objetos muy próximos.

Estos síntomas no son siempre señales de glaucoma , pero si usted en nota alguno de ellos , es conveniente que acuda a un oftalmólogo.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es conservar la visión útil mediante la disminución de la presión intraocular. Las lesiones establecidas son generalmente irreversibles, por lo tanto, el tratamiento se encamina a parar la enfermedad y evitar el progreso del deterioro visual.

Normalmente se utilizan colirios que ayudan a que se produzca menos líquido dentro del ojo o que se facilite su drenaje. Es el tratamiento inicial de la enfermedad, pero el descenso de la presión no suele ser superior a un 30%.

Cuando la "ceguera silenciosa" ha aparecido, la solución a nuestro problema pasa por la cirugía. La trabeculectomía ha sido la intervención estándar en el tratamiento quirúrgico del glaucoma, aunque los nuevos avances apuntan hacia una nueva cirugía mucho menos invasiva.

En nuestro centro practicamos la llamada escleroctomia profunda no perforante, intervención con la que se evita penetrar en el interior del ojo. De esta manera disminuyen muy significativamente las complicaciones asociadas a la cirugía del glaucoma, ya que estas se deben principalmente al descenso brusco de la tensión que provocaban las técnicas perforantes. El postoperatorio es mucho más cómodo para el paciente y su recuperación es mucho más rápida.

Cómo prevenir el glaucoma

El examen de prevención del glaucoma es indoloro y rápido. Toda persona mayor de 35 años, habría, al menos una vez al año, tomarse la presión intraocular, hacerse una paquimetría (mide el grosor de la córnea) o realizarse un Campo Visual.

Si su presión ocular está muy cerca del nivel superior de los parámetros establecidos como normales debe ponerse bajo control para descubrir posibles aumentos futuros.

Si la presión está por encima de lo normal, el especialista observará el nervio óptico para determinar si ha sido dañado y detectará si hay pérdida de campo visual para confirmar el diagnóstico.

Un gran medio de ayuda para nosotros es la CAMPIMETRÍA COMPUTERIZADA, ya que en caso de sospecha de glaucoma, da signos inequívocos de confirmación o no. En caso de glaucoma confirmado, establece una pauta fundamental de pronóstico y tratamiento.

La aparición del Tomógrafo de coherencia óptica y el GDX, nos permiten prevenir la aparición de esta enfermedad realizando un diagnóstico precoz y un seguimiento continuo.

Preguntas frecuentes

 

glaucoma-normal.jpg

Visión normal

glaucoma-principis.jpg

Principios de glaucoma

glaucoma-avancat.jpg

Glaucoma avanzado

glaucoma-extrem.jpg

Glaucoma extremo

1. Presión intraocular elevada: cuanto más elevada sea la presión del ojo, más fácil es que se produzca la lesión del nervio que llamamos glaucoma.

2. Antecedentes familiares de glaucoma: tener el padre, madre o hermanos con glaucoma, aumenta el riesgo de padecer la enfermedad. Es aconsejable una revisión ocular cuando se tengan familiares cercanos con glaucoma.

3. Miopía: los ojos con miopía tienen los nervios ópticos más susceptibles a la lesión que los ojos no miopes.

4. Traumatismos oculares antiguos.

5. Presión normal: puede aparecer un tipo de glaucoma pesar de tener la presión normal llamado glaucoma normotensas, por eso es muy importante hacerse una revisión anual con fondo de ojo y estudio del nervio óptico.

Pacientes en edad avanzada. El glaucoma es mucho más frecuente a partir de los 50 años de edad, y especialmente a partir de los 60 años.


La información presente en la web no remplaza si no complementa la relación médico-paciente. En caso de duda consulte con el médico de referencia.
Haz clic aquí y reserva ahora tu visita