Pide cita sin compromiso
902 02 34 51
Te llamamos nosotros

Oftalmología pediátrica

¿Qué es la oftalmología pediátrica?

Es una subespecialidad dentro de la oftalmología dedicada a tratar los problemas oculares de los niños.

Nunca es demasiado pronto para explorar un niño, incluso un bebé puede ser explorado si es preciso. Posponer el examen ocular hasta que el niño es grande, es incorrecto y puede ser muy grave. Cuando más antes se diagnostique un problema ocular, antes se puede tratar y por lo tanto el pronóstico es mejor.

¿Como se puede detectar que un niño no ve bien?

  • Si cuando lee acerca o aleja el texto excesivamente
  • Tiene legañas frecuentementePor la mañana tiene los ojos pegados
  • Tiene los ojos rojos
  • Le lloran los ojos
  • Se frota los ojos continuamente
  • Cierra los ojos para mirar
  • Tumba la cabeza a un lado al leer
  • El molesta el sol o no se adapta bien a la oscuridad
  • El rendimiento escolar es bajo
  • Se distrae fácilmente

En cualquiera de estos casos es recomendable la visita a un oftalmólogo Pediátrico para prevenir defectos visuales.

Es importante explorar los niños prematuros y los niños que tienen familiares con defectos refractivos o con problemas de visión.

Cuanto antes se diagnostique un problema ocular, antes se podrá tratar.

Si. Su hijo puede heredar su miopía, hipermetropía o astigmatismo, más aún si tanto el padre como la madre sufren de problemas de refracción, es por ello que recomendamos la revisión anual a cualquier edad.

Si, necesitará corrección óptica toda la vida, pero para cada edad hay una solución, es decir, en la infancia deberá llevar gafas pero en la adolescencia y la etapa adulta podrá llevar lentillas hasta que ya sea suficientemente grande como para decidió operarse para corregir este defecto visual.

No. Es corregeixen amb medis òptics, ulleres, lentilles o lents de contacte o en l’edat adulta amb cirurgia làser.

Generalmente la revisión de la agudeza visual se aconseja alrededor de los 3-4 años, ya que la capacidad de reconocimiento y colaboración del niño son necesarias para una correcta valoración. Previamente a esta edad son los pediatras los que realizan la valoración ocular. Si el pediatra o los propios padres encuentran alguna anomlía que llame la atención, el niño será derivado al especialista oftalmólogo, que se encargará de los exámenes visuales específicos para la detección de dichas anomalías e implantar tratamiento precoz para que no interfieran en el desenvolpumant normal de la visión, principalmente en los primeros años del niño.

En los recién nacidos son varios los factores que nos deben alertar, como un parto prematuro, patologías visuales de los padres, incidencias durante la envaràs, infecciones en la gestación, caída de párpados, desviación de alguno de los ojos, lagrimeo continuado.

En la edad escolar, una buena comunicación con los maestros es vital para saber si se acerca mucho al papel, cierra los ojos al mirar, retira a menudo la vista del papel, se frota mucho los ojos, gira la cabeza al leer, tiene los ojos rojos e hinchados, tiene búhos continuos, dolores de cabeza, náuseas o mareigos, mala coordinacoó motora, tendencia a girar la cabeza, bajo rendimiento escolar, problemas en la lectoescritura y disminución o falta de atención.

Ante qualsaevol de estas situaciones u otras anomalías debería consultar a su especialista oftalmólogo en pediatría.


La información presente en la web no remplaza si no complementa la relación médico-paciente. En caso de duda consulte con el médico de referencia.
Haz clic aquí y reserva ahora tu visita