Terapia visual

Precio online

¿Qué es la terapia visual?

La terapia visual es un programa de ejercicios visuales, individuales y personalizados, realizados por un optometrista y supervisados ​​por un oftalmólogo especializado.

Tiene como objetivo potenciar y corregir los problemas del sistema visual: enfoque, coordinación de ejes visuales, ojo vago, estrabismos o problemas de aprendizaje relacionados con la visión.


¿Baja visión?

La baja visión es la condición visual que sufren las personas con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando una adecuada corrección con gafas, lentes de contacto o tratamientos farmacológicos.

Esta baja visión ocasiona una dificultad o incapacidad para realizar algunas tareas.

 

¿En qué casos está recomendada la terapia visual?

  • Ambliopía (ojo vago)
  • Estrabismos
  • Problemas o dificultades en el aprendizaje
  • Exceso de trabajo en visión próxima, estrés
  • Traumatismos
  • Problemas oculomotores
  • Problemas binoculares
  • Problemas acomodativos
  • Rendimiento deportivo
  • Baja capacidad de discriminar detalles o distinguir figuras de fondo
  • Incorrecta interpretación de los estímulos recibidos a través de los ojos
  • Escasa memoria visual

 

¿Como lo hacemos?

  • Pruebas de salud ocular: retinografía, topografía, tonometría, paquimetría, pupilometria
  • Contactología (lentes de contacto)
  • Ortoquetarologia, ayuda a prevenir, retrasar y controlar el crecimiento de la miopía
  • Ejercicios de procedimiento visual de la información
  • Terapias utilizando las tecnologías de realidad virtual.
  • Ejercicios para la optimización de la visión enfocados en la lectura y escritura así como en el rendimiento deportivo
  • Tratamiento del ojo vago
 

Síntomas de la ambliopía u ojo vago

  • Se inclina o gira la cabeza
  • Tiene un párpado más caída
  • Le cuesta poner atención
  • Cae con facilidad

 

Preguntas frecuentes

Sí. Debe ser adaptada a la patología y en la edad.

Es necesario dedicarle el tiempo, constancia y el esfuerzo necesario para poder conseguir la mejora deseada.

En el caso de los niños, también, es necesaria la colaboración de los padres.

Sí, hay enfermedades que la favorecen, como el albinismo,

las cataratas o el glaucoma congénitos, la retinopatía del prematuro, etc. Estas patologías provocan fotofobia, disminución de la agudeza visual y, incluso, en algunos casos, pérdida de visión nocturna.

Sí. Más del 80% de la información que recibimos del mundo externo nos llega a través de la visión, y éste llega al 100% cuando leemos. Muchos niños clasificados de torpes o incluso disléxicos, sufren sólo de problemas en el sistema visual.

En ocasiones se necesitan otros tratamientos complementarios para alcanzar las metas deseadas, pero las mejoras son notables en el rendimiento escolar y la lectura.

La información presente en la web no remplaza si no complementa la relación médico-paciente. En caso de duda consulte con el médico de referencia.
Haz clic aquí y reserva ahora tu visita